WhatsApp obliga a compartir datos personales con Facebook para seguir usando la app

Jan 8, 2021

Los usuarios de la UE no se ven afectados, de momento, por esta medida aunque también tiene que dar el visto bueno a las nuevas condiciones de uso antes del 8 de febrero.

Ya se sabía que, a partir del 8 de febrero, aquellos usuarios que no aceptaran un cambio en las condiciones de privacidad de WhatsApp o las aceptan o se verían obligados a eliminar su cuenta, ya que la aplicación no les permitiría seguir usando el servicio.

Desde hoy, los usuarios de WhatsApp se encuentran, al abrir la aplicación, que esta les pide que acepten obligatoriamente, antes del 8 de febrero, unos nuevos términos de uso para poder seguir usando este servicio de mensajería. Estas nuevas condiciones se refieren a los datos que recopila WhatsApp y a su tratamiento por parte de Facebook, pero también a la forma en que las empresas pueden usar a esta última -propietaria de WhatsApp- para albergar sus servicios y gestionar sus conversaciones.

A los usuarios de países de la Unión Europea también se les pide que acepten estos nuevos términos de uso pero, tal y como ha explicado la compañía, en este caso su aceptación no supone cambios materiales en el procesamiento de los datos y ha asegurado que WhatsApp todavía no comparte los datos de dichos usuarios con Facebook, con el fin de que la empresa matriz los use para mejorar productos y anuncios. Esto es así gracias a la entrada en vigor en la UE, en 2018, del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Ya en 2016, WhatsApp y Facebook comenzaron a trabajar en la integración de datos para -decían- mejorar la experiencia de usuario con los productos y publicidad de Facebook, pero entonces ya se dio la posibilidad de desvincular, en los ajustes de la aplicación, el intercambio de datos con fines publicitarios. Posteriormente, con la entrada en vigor RGPD, WhatsApp adaptó la recopilación de datos, el intercambio y su uso a esta nueva normativa.

Es más, los usuarios de WhatsApp en la UE lo hacen bajo una licencia de WhatsApp Ireland Limited, mientras que en el resto del mundo lo hacen bajo otra propiedad de WhatsApp LLC. Eso es así desde 2016, tras la negociación ccon la Comisión Europea. WhatsApp explica que recopila información de los usuarios “para operar, proporcionar, mejorar, entender, personalizar, respaldar y promocionar” sus servicios. Esta información se corresponde, por ejemplo, con el número de teléfono para crear la cuenta y la información básica del perfil; con la ubicación del dispositivo, si el usuario quiere compartirla con sus contactos; los mensajes, de forma temporal y cifrada si éstos no se han entregado o forman parte de un reenvío de archivos multimedia; la agenda de contactos y los estados compartidos; y los datos de pagos.

De forma automática, WhatsApp también recopila información sobre la actividad del usuario en la aplicación (ajustes, interacción, frecuencia), de diagnóstico de servicio, o del dispositivo y la conexión (modelo, sistema operativo, nivel de carga de la batería, zona horaria, dirección IP). Instala, además, cookies “para operar y proporcionar los servicios, además de proporcionar servicios basados en internet, mejorar las experiencias, entender cómo se usan los servicios y personalizarlos”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.