Pide Carabias debate profundo e incluyente en torno a la Ley de Seguridad Interior

0
43

Julia Carabias Lillo, galardonada con la Medalla de honor Belisario Domínguez, en su edición 2017, pidió al Senado abrir un debate profundo e incluyente en torno a la Ley de Seguridad Interior, que se pretende aprobar en las próximas horas.


La bióloga y ambientalista señaló que la ley debe reconocer a las Fuerzas Armadas y su ayuda brindada a la población y a la vez, impulsar alternativas para una seguridad civil.

Ernesto Cordero, presidente del Senado, condecoró con esta presea a la primera secretaria de medio ambiente,  quien acuño el concepto de desarrollo económico sustentable.

El presidente Enrique Peña Nieto y el de la corte, Luis María Aguilar, atestiguaron como todos los años, la entrega de la máxima distinción que otorga el senado mexicano a las y los ciudadanos que en grado eminente han contribuido al desarrollo de la humanidad y de la Patria.

Antes de iniciar la sesión solemne, la senadora del Partido del Trabajo-Morena, Layda Sansores Sanromán, interceptó al presidente Peña Nieto en su trayecto a la tribuna del antiguo Salón de Sesiones de la Cámara Alta.

Dialogó con él por algunos minutos y le entregó un manojo de hojas. Mientras el coordinador del PRI, Emilio Gamboa Patrón, daba fe de los hechos.

En su discurso de agradecimiento, Julia Carabias, pidió al presidente Peña Nieto, seguir velando  por los derechos y seguridad de los habitantes de la Selva Lacandona, amenazados  por la defensa que hacen para impedir que los recursos de esa biodiversidad sean explotados.

Reconoció también su trabajo en favor de de este reserva en Chiápas y pidió que no se convierta en un programa piloto más, sino una política de estado y de largo plazo.

Antes, el senador del Partido del Trabajo y secretario de la Comisión de la  Medalla Belisario Domínguez, Zoé Robledo Aburto, hizo una emotiva semblanza de la galardonada. Resaltó su contribución al rescate del medio ambiente y el combate al cambio climático, pero también aprovechó el foro y hablando a nombre del senado planteo un cambio de régimen, como una evolución, cuando se refería al ajolote mexicano.

Juan Gerardo Flores, senador del Partido Verde y secretario de la Mesa Directiva, leyó la proclama de Belisario Domínguez antes de ser asesinado por el usurpador Victoriano Huerta.
A la sesión solemne acudieron como invitados los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; de Hacienda, José Antonio González Anaya y del Medio Ambiente, Rafael Pacchiano Alamán.

También, estuvieron presentes el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera y los presidentes de la Corte, Luis María Aguilar y de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín.

El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco y el rector de la UNAM, Enrique Graue, fueron otros de los invitados.

No hay comentarios