Técnicamente humanos y otras historias extraviadas, Cecilia Eudave

0
456

Acidez, extrañeza, asombro, turbación, son algunos de los adjetivos con los que se puede describir la escritura de Cecilia Eudave. Poseedora de una visión crítica y punzante en torno a la naturaleza humana, Eudave recrea en sus textos esos mundos interiores que nos carcomen, que nos causan pesadillas, que nos seducen por el terror que despiertan en nosotros mismos. Sus historias, salpicadas de ciertos elementos fantásticos que le imprimen a la narración esa sensación de irrealidad, sacuden al lector a cada frase al mostrarle el reflejo de lo que somos o de lo que somos capaces de llegar a ser.

Su libro que hoy nos convoca, Técnicamente Humanos y otras historias extraviadas, reúne la reedición de Técnicamente Humanos, al cual se le ha agregado el cuento “El dragón de la princesa” que no fue incluido en la primera edición, y una selección de cuentos aparecidos en otros volúmenes o publicados en revistas diversas.

Ya en la nota de la autora sabemos que no fue posible disgregar el conjunto de TH, como la misma Eudave comenta que cariñosamente se comenzó a llamar al libro, y que por tal motivo nos regala la versión completa del mismo. Y, aunque pareciera que la temática de TH fuera distinta al resto de las historias, en el fondo todo se encuentra ligado, unido en una misma búsqueda. Técnicamente Humanos y otras historias extraviadas ciertamente representa esa exploración del tiempo, de la eternidad, de lo infinito simbolizado por el Caballero Arena y misteriosamente alcanzado por Mercedes, la bella guerrera que es enviada por el resto de sus compañeros de batalla con el afán de deshacerse de su misterio femenino. En su viaje, Mercedes se introduce por breves momentos en otros relatos y su presencia, pese a no alterar el curso de los acontecimientos narrados en ellos, provoca que el lector tenga siempre presente el sentido del viaje y la sensación de la aventura.

No hay comentarios