Violencia de Género

0
683

Violencia de Genero

La Violencia de Género es una violencia estructural basada en las creencias de superioridad de un sexo sobre otro, su objeto es mantener o incrementar la subordinación al género masculino.
Proteger a la mujer víctima de violencia
Muchas mujeres víctimas de maltrato familiar, optan por seguir con sus agresores a sabiendas del inminente peligro que representa vivir a su lado. ¿Por qué? En el caso de algunas mujeres temen que el padre deje a sus hijos en el total desamparo, les parece que sobrevivir en un hogar violento es mejor que un hogar roto.
Otras temen perder al compañero con quien vivirán el resto de su vida. Algunas más, son tratadas cruelmente pero continúan amando a sus esposos, animadas por la esperanza de que algún día cambie y, muchas otras, permanecen inmóviles ante el temor de que se tome venganza o que no puedan mantenerse económicamente. Nadie puede negar que la violencia en el hogar es un asunto serio que merece atención.
Medidas contra la violencia familiar
De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cada 18 segundos una mujer es maltratada en el mundo, mientras que en el Estado de México 54 de cada 100 mujeres son víctimas de algún tipo de violencia infligida por su pareja (ENDIREH, 2006).
Los datos presentan un cuadro alarmante de la gravedad que se presenta en torno a la violencia familiar pues, aunque parezca irreal, la mujer corre más riesgo de sufrir violencia en su propia casa que en la calle.
De acuerdo con las leyes de nuestro país, ninguna mujer que sea víctima de violencia familiar debe estar desprotegida y expuesta a la reincidencia de su agresor, ya que, de acuerdo con la fracción sexta, apartado “D” del artículo 20 constitucional, la víctima de cualquier delito tiene, entre otros derechos, solicitar las medidas y providencias que prevea la ley para garantizar su seguridad y auxilio.
Esta garantía constitucional armoniza en todo sentido con las medidas de protección que brinda la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del Estado de México, fundamentales para evitar que una persona continúe siendo víctima de violencia. La Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del Estado de México prevé medidas que protegen a la mujer, fomentan su desarrollo integral y la plena participación en todas las esferas de la vida.
Mujer, no olvides que:
• La autoridad tiene la obligación de brindarte protección inmediata, desde el momento en que tenga conocimiento de algún hecho que implique violencia de género y pueda dañar tu integridad como persona.
• Si así lo deseas, la autoridad puede ordenar a tu agresor la desocupación del lugar donde vives, independientemente de que afirme que él es el propietario de la casa, incluso si ninguno de los dos fueran los legítimos dueños del lugar o estuvieran rentando.
• Para garantizar tu integridad física, la de tus hijos y demás parientes cercanos, la autoridad puede prohibir al agresor acercarse a tu domicilio, a tu lugar de trabajo o de estudios; al domicilio de tus familiares o cualquier otro que frecuentes. Cualquier acto de intimidación o maltrato aplicado por el agresor hacia tu persona o entorno social, es considerado un ilícito que debe ser sancionado.
• Si eres víctima de violencia y como medida de protección deseas salir de la casa donde vives, la autoridad competente te permitirá el reingreso a tu domicilio una vez que corrobore que se ha salvaguardado tu seguridad.
• A muchas mujeres les preocupa si al abandonar la casa dejan sus pertenencias; temen que el esposo o pareja violenta aproveche la situación para vender, regalar o esconder las cosas a las que tienen derecho, si ese es tu caso, debes estar tranquila, pues la autoridad está obligada a realizar un inventario de los bienes para evitar que los dilapide, así, mientras recibes el apoyo correspondiente, tu patrimonio es protegido.
• De igual forma y con el objeto de brindar una mayor certeza jurídica a las mujeres, la ley considera la autorización para que la policía o cualquier otra persona puedan ingresar a tu domicilio y auxiliarte para tomar tus pertenencias y documentos de identidad personal con o sin el consentimiento del agresor
• Entre otras medidas de protección los jueces podrán adoptar, según la gravedad de cada caso, la privación de la patria potestad, la guarda y custodia de los hijos o la suspensión del régimen de convivencia.
• Si la violencia se tolera, los hijos e hijas pequeños, testigos de ella, generan en su interior que la única forma viable de resolver los problemas es mediante otras acciones violentas.
Ayuda inmediata
El Gobierno del Estado de México a través del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social (CEMYBS) pone a tu disposición la Línea sin Violencia 01 800 108 4053, las 24 horas los 365 días del año, para canalizar tu caso al área jurídica y psicológica para su atención rápida y oportuna.
Asimismo, puedes asistir a las oficinas que se encuentran distribuidas en el Estado de México en 16 Unidades de Atención, así como a los equipos de rescate.
No lo permitas, no tengas miedo, pide ayuda, no vaciles en denunciar, no soportes más humillaciones, recuerda: la ropa sucia ya no se lava en casa, la violencia perjudica a todos, no te escondas ni te avergüences.

No hay comentarios